martes, 8 de junio de 2010

Silencio incómodo




Un silencio incómodo puede ocurrir cara a cara, por teléfono e incluso por el messenger (es que si me apuras hasta se puede intuir en una carta o mail)


Con cada segundo se van acumulando pequeños nudos en el estómago. Es incómodo, de ahí su nombre tan bien asignado.


Malentendidos. De repente, después de algunas palabras, esa persona con la que tan agradablemente estabas hablado se transforma en una amenaza.


Cuidado, hay que tener cuidado con cómo se dice todo ¿cuántas veces revisas un sms antes de enviarlo? no es lo mismo una coma aquí que allá, ni decir hasta luego que adiós.


La empatía nos ayudará a acertar, pero ni así te aseguras que todo se transmita tal y cómo tu lo pensaste.


Todo depende de lo que te importe la persona con la que te comunicas.

2 comentarios:

  1. Odio los silencios incomodos, el no saber que decir y el pensar "dios, la estoy cagando. ¡Idiota! ¿por qué no dices nada?" y de repente sueltas cualquier tontería y piensas "Ahora si que la has cagado, estabas mejor callada". Supongo que a fin de cuentas, lo mejor es comportarte tal y como te apetezca, los silencios cuando hay confianza también son bonitos.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. jajaja

    ay, si, que mala es esa sensación de "¿por qué abrí la bocaaaa?"

    otro beso para tí y te deseo los menos silencios incómodos y meteduras de patas posibles ;-)

    ResponderEliminar