martes, 10 de agosto de 2010

El Mundo



Me he sentido unida al mundo en pocas ocasiones.
La última vez fui consciente de todo el dolor, frustración, sufrimiento y demás derivados de estos sentimientos tan chungos.
Fue una sensación extraña e intensa. Me removió las entrañas. Quedé agotada.


Si estamos inmersos en la rutina y creemos que por ver las noticias ya conocemos este planeta, así sin más vueltas, puede que nos quedemos cortos.

No me voy a hundir hasta el fondo por haber sentido eso.........por despertar en mí esa consciencia colectiva, sobretodo porque no sigo con ese pensamiento durante mucho tiempo...
Cada vez conozco más lo que me rodea pero pongo más empeño en conocerme a mí misma.
Esto podría parecer absurdo, claro que se ha dicho tanto "estoy aprendiendo a conocerme" que ya creo que nos vamos acostumbrando a tratarnos como desconocidos.

Pienso que para que el mundo vaya mejor cada uno debe pensar en sí mismo ¿egoísta? no, es ser práctico. Tanto precuparnos por los demás (sea de manera solidaria o para meter caña) hace que nos descuidemos. Mírate.
No tienes que ser perfecto.

No, pero prueba a mirarte para que veas todo lo que te falta por avanzar. No lo hagas de manera destructiva, no hace falta, es sólo para que sepas en que aflojas para poder fortalecerlo, o al contrario, para ablandarlo.

¿Tenemos que sentirnos unidos al mundo? puede que sí, de vez en cuando.
De todas formas no me esforcé en sentirlo, vino solo.



2 comentarios:

  1. ¿Reflexiva? Por suerte tu abstracción permite que sea infecundo, que no avizore la elocuencia que nos permite ubicarnos tras el discurso ajeno.

    Ojalá nunca te permitas la vanagloria de estimular más que por medio de un abofeteo... Y que nadie se atreva a proferir: "lo dijo ella..."

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que conocerse a uno mismo es incluso más dificil que conocer al mundo.
    Un besito :)

    ResponderEliminar